¿Cuánto pagarías por un cerebro 🧠 adicional para tu negocio?

(Sí, hablo de consultoría web)

Mira. Uno de los aprendizajes recientes más potentes que he tenido es la importancia del tiempo.

No era realmente consciente, pero lo cierto es que generamos dinero para invertirlo en conseguir más tiempo de calidad.

Simple y llanamente.

Delegar es una gran forma de generar esa riqueza y ganar tiempo.

Y aquí hay 2 tipos de personas: los que buscan más manos 🙌 y los que invierten en más cerebros 🧠.

Dos maneras de conseguir el mismo objetivo.

Pero la segunda es mucho más potente.

Porque si localizas un cerebro con el entrenamiento suficiente… se pueden disparar los resultados para tu negocio.

Se alquila cerebro para multiplicar negocios. Razón aquí.

Otro aprendizaje reciente: me gusta mucho poder dedicar tiempo a aportar mi experiencia y puntos de vista a negocios digitales que quieren mejorar sus resultados.

Al final, este cerebro mío lleva desde 2006 entrenándose con proyectos de todos los tamaños, colores y resultados.

Ha visto desde fallos garrafales a éxitos rotundos.

Y todo eso se guarda en mi memoria y está ahora mismo a disposición de tu proyecto.

Podemos hablar de negocios digitales, automatización de procesos, de RGPD y cookies, analítica o desarrollo web.

También te puedo contar cuándo descubrí que hacerle la competencia a WordPress y 1&1 no era buena idea o cómo aprendí que perder el tiempo podía hacerme ganar dinero.

Lo bueno de estas sesiones es que el tiempo parece que se multiplica para los dos:

  • ⌚ Para ti, 60 minutos pueden convertirse en una aceleración de semanas para tu proyecto.
  • 💬 A mí me permiten conocer más negocios, buena gente y ampliar ese almacén digital que tengo en la cabeza.

Ahora mismo, el precio de la sesión de consultoría es de 120€+IVA y se consume en 3 tiempos:

  1. Antes, mientras preparamos la sesión. (Aquí te enviaré un pequeño cuestionario para conocer más sobre tu proyecto).
  2. Durante, con la sesión de 60 minutos donde nos pondremos cara y comentaremos todo.
  3. Después, cuando te entregue la grabación de la sesión y un resumen con las conclusiones de lo que hemos comentado.

El siguiente paso es realmente sencillo: eliges la fecha y hora que más te encaje en el calendario y en cuanto me llegue el aviso te escribo un e-mail para organizarlo todo:

¿No te cuadra ningún horario o quieres hacerme alguna pregunta? escríbeme por aquí y lo vemos 😉